Salmón del Atlántico

Es el famoso salmón rojo, tan apreciado por los gastrónomos

El salmón del Atlántico no es otro que el que remonta los ríos europeos para ir a desovar lejos de las costas. Es un pez notable por más de un motivo. Es capaz de vivir tanto en agua dulce como en agua de mar. Es un gran viajero cuya biología es bastante bien conocida mientras permanece en agua dulce. Por el contrario, en cuanto llega al mar, literalmente se pierde su pista y los especialistas ignoran todavía prácticamente todo sobre su vida en el océano. No teme las migraciones de curso largo, puesto que algunos individuos marcados y soltados se han vuelto a pescar a más de 2. 000 km de su lugar de nacimiento. Sin embargo, ésta es una distancia bastante excepcional, ya que la mayoría de los salmones no emigran nunca a más de 200 ó 300 km de su lugar de desove natal. Sin duda, lo más destacable del salmón es que vuelve a reproducirse al lugar exacto en donde nació. Se han hecho experimentos minuciosos para determinar si el salmón puede equivocarse en su itinerario de vuelta. Fue en vano, puesto que este pez parece estar dotado de sentidos extremadamente sutiles para reconocer el olor, la temperatura y las características químicas del agua que le vio nacer cinco o seis años antes. Algunos especialistas piensan que el salmón es capaz de orientarse por las estrellas, como hacen algunas aves. La coloración roja de la carne del salmón proviene de organismos planctónicos que constituyen una buena parte de su alimentación en el mar. Este pez se queda sin comer cuando remonta los ríos para desovar.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *