Sapito de dos bandas

Tanto los jóvenes como los adultos segregan una sustancia tóxica

El género Phrynomerus pertenece a la familia de los Frinoméridos, cuya posición sistemática todavía no está bien definida. Una media docena de especies viven en Africa, al sur del Sahara. Phrynomerus bifasciatus es una pequeña especie cuyo cuerpo en forma de pera está vivamente coloreado de negro y rojo ladrillo; a la altura del dorso las bandas longitudinales pueden cambiar de color tras una exposición a la luz para convertirse en anaranjadas e incluso rosadas sobre un fondo grisáceo. Estos cambios en la pigmentación se deben a una particular sensibilidad de la piel a las condiciones luminosas. Este sapito habita en Africa del Sur, es esencialmente nocturno y, durante el día, disimula su presencia entre los troncos de los árboles o en las galerías de los termiteros. También se entie-rra retrocediendo en los suelos mullidos y de ese modo se protege de la sequedad. Los dedos, ensanchados en los extremos, permiten que el animal se mantenga sobre un soporte del mismo modo que lo hacen las ranitas de los zarzales. Encuentra sus presas sobre todo en los termiteros. El desove tiene lugar en las charcas situadas en terreno abierto. Entonces los machos emiten unos silbidos agudos que se repiten intermitentemente y que pueden oírse a cientos de metros. Los huevos, en número aproximado a 1.000, forman un amasijo que se fija a las plantas acuáticas o se deposita en el fondo. Los renacuajos se parecen mucho a los del xenopo, pero no llevan tentáculos bucales; todo parece indicar que son micrófagos. Tanto los jóvenes metamorfoseados como los adultos segregan un veneno que les protege de eventuales depredadores.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *