Sapo de Holbrook

Aprovecha el mal tiempo para reproducirse

El género Scaphiopus comprende medía docena de especies norteamericanas pertenecientes a la familia de los Pelobátidos; estos sapos presentan la particularidad de tener, a la altura del talón de las patas posteriores, un tubérculo córneo que les sirve para enterrarse en el suelo. Vive en las zonas de praderas áridas o semiáridas, donde se mantiene casi siempre en madrigueras excavadas en el suelo arenoso. En cuanto la lluvia hace su aparición, los adultos salen de su retiro y se van a millares a las charcas que se forman temporalmente, donde tiene lugar la reproducción. Los machos atraen a las hembras croando, y ellas, fecundadas, ponen sus huevos en seguida. Las puestas del sapo de Holbrook se desarrollan muy rápidamente: los renacuajos se alimentan al principio de plancton y luego de materias animales y vegetales que encuentran en sus desplazamientos. Como las superficies de agua son relativamente pobres en materias nutritivas, los renacuajos se reúnen en grupos de varios miles de individuos, una parte de los cuales, dando violentos coletazos en el fondo, hacen elevarse las partículas alimenticias que podrán ingerir todos. Esta forma de proceder denota un comportamiento social. Por otra parte, los renacuajos de este sapo pueden volverse caníbales si el alimento es insuficiente. Entre los numerosos peligros que corren las crías, sin duda, la desecación de su medio es el más importante. En efecto, a pesar de su desarrollo extremadamente rápido, con frecuencia no tienen tiempo de alcanzar las últimas fases de la metamorfosis, por lo que mueren a millares.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *