Sapo de pradera

Su biotopo: grandes extensiones de hierbas altas

El sapo de pradera está presente en las grandes llanuras del centro de los Estados Unidos y de Méjico, aunque también existen colonias aisladas en las regiones de Missouri, Colorado y Arizona. Los adultos presentan una librea característica parda o grisácea y, a veces, verdosa o amarillenta, que está realzada por grandes zonas de color gris oscuro o verde oliva; algunos individuos llevan una banda mediodorsal más clara. Además, dos abultamientos interorbitales convergen delante del hocico formando una cresta por encima de la cabeza. Esta particularidad anatómica guarda relación con la presencia de glándulas parótidas ovales y dispuestas oblicuamente, lo que permite diferenciar a este sapo de pradera de otras especies de América del Norte. Su biotopo lo constituyen las vastas extensiones de hierbas altas entre las cuales suelen permanecer los adultos durante el día. Los desplazamientos se realizan sobre todo por la noche y entonces es fácil encontrar a individuos de ambos sexos a lo largo de los canales de riego o cerca de los planos de agua. Su alimento lo componen insectos y hormigas. El periodo de reproducción tiene lugar entre mayo y julio, según las zonas. Los huevos se disponen en largos cordones que se fijan a las plantas acuáticas; pueden darse hasta 20 000 huevos por puesta y cada huevo tiene dos cascarones. Los renacuajos, de color oscuro, carecen de pico córneo y de filas de dentículos labiales; su alimentación comprende algas y residuos animales que abundan en el fondo de los estanques. Su desarrollo es muy rápido y está en relación con la temperatura del agua.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *