Sapo de Sonora

Siempre está revestido con una librea de camuflaje

Bufo retiformis es un elegante sápito verde que presenta una librea típica. El dorso aparece cubierto por anchas manchas ovaladas, verdosas o amarillentas, separadas por estrechas bandas negras parecidas a las mallas de una red. Las glándulas parótidas, siempre presentes, están dispuestas muy lateralmente y por detrás de los ojos. La garganta de los machos es de color negro. La distribución de esta especie está bastante localizada al sur de Arizona y en Sonora (Méjico), mientras que Bufo debilis, otro sapo verde, ocupa toda la parte noreste de Méjico y la región suroeste de los Estados Unidos. Bufo retiformis es una especie de actividad nocturna cuyo biotopo lo constituyen las llanuras semiáridas, salpicadas de vegetación herbácea y de pequeños arbustos. En julio, desde el momento en que caen las lluvias, los adultos de ambos sexos se dirigen hacia los puntos de agua. Al principio de la noche, los machos cantan junto a la orilla; su voz es ruidosa y aguda, es una especie de grito ronco cuya duración varía entre 1 y 3 segundos y que va disminuyendo gradualmente en intensidad hasta terminar bruscamente. Se puede confundir con el canto de Bufo cognatus. Deposita los huevos en cordones estrechos de unos 2 mm de diámetro y sólo llevan una capa gelatinosa que los cubre. Se aprietan unos contra otros (de 4 a 6 por cada cm) y son más bien poco voluminosos. Los renacuajos, como en muchas otras especies de sapos, son pequeños (24 a 28 mm) y llevan hileras de dientes labiales. Llevan una vida acuática que dura de 40 a 60 días. Las crías metamorfoseádas miden unos 12 mm.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *