Scrobicularia

Aspira los alimentos con su sifón

Scrobicularia es un molusco corriente y comestible, aunque su sabor pebrado no gusta a todo el mundo. Su concha ovalada, comprimida, delgada y bastante frágil, muestra una superficie de tono beige mate, adornada de estrías concéntricas finas e irregulares, más o menos marcadas por las líneas de crecimiento; la superficie interna de la concha es por el contrario brillante y presenta reflejos levemente iridiscentes. Este bivalvo no posee ni surco, ni glándula bisógena y, por consiguiente, tampoco tiene biso. La regresión de este aparato es una adaptación a la forma de vida de la especie: se encuentra comúnmente este molusco en el lodo de los estuarios, por influencia de la marea, hundido verticalmente a profundidades de 10 ó 12 cm, pero también es frecuente encontrarle en pantanos y marismas, porque puede soportar concentraciones altas de sal. Esta especie de agua salada puede vivir en aguas con un contenido en sal del 6,30%, aunque un agua supersalada acarrea rápidamente su muerte, por descenso del ritmo cardiaco. Una vez hundida en el sustrato, la scrobicularia deja su sifón inhalante asomando en la superficie del suelo y absorbe como con una paja las partículas alimenticias. Esta especie ha sufrido muchos avatares en su historia zoológica y ha sido desplazada muchas veces antes de ser definitivamente clasificada en el género Scrobicularia. Los fósiles de este molusco aparecieron bruscamente en el Plioceno superior y se extendieron por toda la cuenca europea.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *