Serpiente de noche

Pequeña y poco peligrosa para el hombre

La serpiente de noche es un colúbrido opistoglifo, pero los colmillos venenosos situados en la parte posterior de la mandíbula o no tienen canal o sólo se trata de una especie de esbozo. Es una serpiente gris o beige, moteada de gris oscuro o de marrón, por lo general, con dos manchas de color marrón oscuro en el cuello. La cara ventral es uniformemente amarillenta o blanca. La cabeza, aplanada, lleva detrás del ojo una banda marrón oscura que contrasta con los labiales superiores blanquecinos. La pupila del ojo es elíptica en sentido vertical. Está ampliamente distribuida por el sudoeste de los Estados Unidos y Méjico. La especie se ha subdividido en seis subespecies, con diferentes áreas de reparto geográfico. Frecuenta biotopos muy variados, llanuras, desiertos, bosques y vertientes bajas de las montañas hasta los 2500 m de altitud. Se la encuentra tanto en los entornos rocosos como arenosos. Su nombre común sedebe a su actividad exclusivamente nocturna. Su régimen alimenticio se compone, en gran parte, de ranas y pequeños lagartos que come tras inyectarles el veneno con sus colmillos. Busca el alimento deslizándose por las grietas, bajo las rocas, ramas secas y entre el lecho vegetal de la superficie. Debido a su pequeño tamaño, a la posición de sus colmillos venenosos y a la ausencia de verdaderos canales de inyección, la serpiente de noche no es peligrosa para el hombre. Su mecanismo venenoso sólo le sirve para alimentarse.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *