Sesia del álamo

Una mariposa que se confunde con una avispa.

Sesia apiforme, abejilla del álamo o abejilla del chopo, tres nombres que se aplican a la misma especie, aunque el primero es el más exacto, pues pone el acento sobre la asombrosa semejanza que existe entre esta mariposa y el gran himenóptero por todos conocido Tenemos aquí un excelente ejemplo de mimetismo, es decir, la imitación de un animal hecha por otro El parecido concierne no sólo al color del cuerpo, sino también a la forma y a la estructura de las alas que son transparentes, ya que están entera o parcialmente desprovistas de escamas; el mismo parecido se da en cuanto a la forma de volar, ya que el despegue es brusco \ el aleteo ruidoso Los adultos vuelan en junio o julio y liban las flores La hembra pone sus numerosos huevos en la base del tronco de un álamo o de un tiemblo, a veces de un tilo, de un abedul o de un sauce. Al hacer eclosión, las orugas se ponen a roer la corteza Son blanquecinas, con la cabeza negra, y pasan el invierno bajo la capa protectora antes de hundirse en la madera de raíces o del tronco Allí, excavan largas galerías y puede reconocerse su presencia por los excrementos, semejantes a pequeñas virutas, que echan al exterior Se alimentan sobre todo de savia Pasan un segundo invierno y se trasforman en ninfa en el mes de abril siguiente Con anterioridad, excavan una salida para cuando llegan a ser mariposas El capullo de la crisálida mide unos 20 mm de largo y está compuesto por trozos de madera La sesia apiforme causa daños en los plantones, ya que los arbolillos jóvenes pueden morir o quebrarse Numerosas especies vecinas son parásitas del aliso, del grosellero y del frambueso.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *