Sialis

Un superviviente de ios fósiles de hace 300 millones de años

Los sialis, que forman la familia de los siálidos, son insectos muy primitivos, cuyos parientes vivían hace unos 300 millones de años. En esta ficha representamos una especie europea, el Sialis lutana, bastante frecuente en las praderas húmedas y los matorrales que bordean las lagunas y los pantanos. Aunque provisto de alas normalmente formadas, el insecto adulto no vuela casi nunca. Se desplaza, a lo largo de los tallos y ramitas, corriendo rápidamente. Al sialis no le gusta volar y los entomólogos piensan que fue ésta una característica peculiar de los insectos primitivos, en un momento en que las formas voladoras estaban en sus primeros balbuceos. Otro rasgo curioso del sialis es la brevedad de su vida1 mientras que su desarrollo larvario dura uno y a veces dos años, el adulto sólo vive unas horas, o como máximo varios días, justo el tiempo necesario para encontrar a su compañera, procrear y poner los huevos. Sólo se digna desplegar sus alas cuando busca un sialis de sexo opuesto. La larva del sialis se desarrolla en el agua y sale únicamente cuando la metamorfosis final la transforma en adulto alado. La larva es carnívora y devora todo cuanto se mueve a su alrededor. Por el contrario, el insecto adulto no come jamás, ya que no posee boca. Además, su vida es tan efímera que las reservas alimenticias que tiene bastan para suministrarle la energía suficiente hasta su reproducción.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *