Somormujo cuellirrojo

Su canto es un gemido

Es un poco más pequeño que el somormujo lavanco, del que difiere también por el color rojizo de la parte anterior del cuello y por sus mejillas grises; además tiene una silueta más maciza y su cuello parece más ancho. En Europa habita en las llanuras y no se le suele encontrar en los estanques situados a más de cuatrocientos metros. Localmente, abunda más que su pariente (éste es el caso en Lusacia). Al contrario que el somormujo lavanco, que necesita grandes superficies de agua libre, el somormujo cuellirrojo se conforma con estanques muy invadidos por vegetación palustre, flotante o ribereña; estos accidentes acuáticos pueden encontrarse tanto en campo raso como en el bosque. A menudo, construye el nido al lado del de la focha negra, del de un pato o no muy lejos del de las gaviotas reidoras. El somormujo cuellirrojo vive en los estanques que tienen más de dos hectáreas. La construcción del nido dura de cuatro a ocho días. Se trata de un montículo de vegetales de 7 a 10 cm de altura y que mide 40 cm de diámetro, colocado sobre alguna planta (phragmites, ty-phas, cola de caballo). Tanto el macho como la hembra participan en la incubación. Durante los primeros días, los padres llevan a los polluelos sobre la espalda. Estos se independizan al cabo de ocho o diez semanas. Este somormujo es activo tanto de día como de noche y coge su alimento sobre todo zambulléndose; en verano come insectos, moluscos, crustáceos, anfibios y muy pocos peces. En invierno ocurre al contrario, ya que durante esta estación permanece en las costas. Se alimenta entonces de gobios, de varios tipos de espinosos de 15 cm de largo como mucho y también de gambas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *