Somormujo esclavonio

Pasa el invierno preferentemente en las costas

La distinción de los somormujos cuando llevan plumaje invernal es bastante delicada, pero algunos detalles permiten no confundir al somormujo esclavonio con el de cuello negro en la época fría: en el esclavonio, el límite entre la parte oscura de lo alto de la cabeza y las mejillas blancas está claro y el color negro no baja alrededor del ojo. Además, el pico es recto y no remangado. Es raro que pase el invierno en Suiza; en Francia se le va algo más, sobre todo en las costas, así como en la costa sur de España. Es una especie migradora que va hasta Europa central y occidental, pero que se asienta en el litoral del mar del Norte y del Báltico. En los lugares de reproducción se distingue de los otros somormujos, porque se zambulle menos y vuela más. Recoge su comida explorando las capas superficiales del agua y, para ello, hunde la cabeza primero y luego se zambulle. En invierno, se ha observado que puede permanecer sumergido durante un minuto. Su régimen comprende insectos, crustáceos, pececillos (de hasta 10 cm) y moluscos. Las exhibiciones nupciales son complicadas y, entre las actitudes y movimientos más típicos, destacan sacudidas de cabeza y la ofrenda simbólica de materiales para el nido. El macho y la hembra efectúan movimientos y ofrendas mutuas. El somormujo esclavonio anida con frecuencia en pequeñas colonias cerca de la mofeta reidora (en Eurasia). El nido es una balsa de plantas acuáticas (hojas, tallos) construido por la pareja. Los huevos, de color blanco azulado, cambian poco a poco en contacto con los materiales más o menos putrefactos del nido.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *