Somormujo lavanco

Su nido flota en el agua

El somormujo lavanco es un ave acuática propia de aguas dulces. Es probablemente la más acuática de las aves europeas. Existe más de una docena de especies de somormujos distribuidas por todos los continentes. Algunas especies están muy localizadas, como es el caso del somormujo gigante que se encuentra únicamente en el lago Atitlán de Guatemala; esta ave, por otra parte, ha perdido el uso de sus alas por lo que le resulta difícil abandonar la extensión de agua donde tiene su feudo. El somormujo lavanco, al igual que los demás somormujos de nuestras regiones, sabe volar perfectamente, si bien hace poco uso de esta facultad. Es un ave bastante sedentaria, que permanece en un territorio que considera de su propiedad y cuyo acceso defiende de sus congéneres, al menos mientras dura el período de adiestramiento de sus crías. Frecuenta los lagos y los estanques muy grandes, pues no le gustan las corrientes de agua. Incluso en los caudalosos y apacibles ríos, es difícil observar a una pareja de somormujos. El somormujo lavanco se zambulle muy bien. Gracias a esta cualidad pesca, ya que se alimenta de pequeños peces de los que engulle cantidades prodigiosas. Nada bien y flota en la superficie con el cuerpo semisu-mergido, el cuello estirado, siempre alerta y presto a salir huyendo. Muy tímido y discreto, no gusta de la compañía de otras aves y prefiere la soledad. Cuando se siente en peligro, se lanza a la carrera sobre el agua para ir a esconderse en lo más profundo de los cañaverales de la orilla, o bien se sumerge buceando para reaparecer en otro sitio. Consigue permanecer sumergido durante dos o tres minutos.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *