Tábano

Sus picaduras son dolorosas

El tábano es uno de los insectos más odiados, a causa de su detestable costumbre de abatirse sobre el inocente paseante estival para infligirle una dolorosa picadura. Existen múltiples especies de tábanos repartidos por el mundo entero. Los tábanos pican al hombre y a los animales para chuparles la sangre. Su aparato bucal consiste en un par de estiletes acerados y una trompa chupadora. Con un rápido movimiento, el insecto corta la piel de su víctima y lame la sangre que sale de la herida, antes de sumergir su trompa en el fondo de la llaga para terminar de chupar a gusto. Los tábanos vuelan en verano, pero en las regiones tropicales se muestran activos durante todo el año y constituyen una verdadera plaga para el ganado. Se ha podido calcular que una vaca puede llegar a perder hasta 100 cm3 de sangre por la acción de los tábanos. Es interesante observar que son únicamente las hembras las que se alimentan de sangre. Los machos, por su parte, se quedan en los árboles y se nutren de néctar y de polen que liban de las flores. Los machos, mucho más difíciles de encontrar, son todavía poco conocidos, y ni siquiera han sido descubiertos los de muchas especies de tábanos. En la época de la reproducción los enjambres de hembras que viven cerca del suelo, donde encuentran su alimento, emprenden el vuelo hacia las copas de los árboles para encontrarse con los machos que las fecundan. La biología y desarrollo larvario de los tábanos nos son poco conocidos. Las larvas de algunas especies viven en el agua, las de otras en tierra. Son carnívoras y caníbales.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *