Taladro rojo

Su oruga vive en la madera y de ella se alimenta

Existen varias especies de taladros, siendo el taladro rojo de los troncos el más conocido entre nosotros. Es un lepidóptero nocturno, cuyo aspecto no tiene nada de espectacular. Se parece a una gran mariposa nocturna y tiene las alas uniformemente marrones. Lo que es destacable en el taladro rojo es su desarrollo larvario. La mariposa vuela de noche y se acopla sobre una rama o contra un tronco. La hembra pone sus huevos aisladamente sobre la corteza de las ramas de ciertas especies de árboles. En cuanto hacen eclosión, las larvas empiezan a deslizarse bajo la corteza para cavar una galería en la madera. Hay que precisar que la oruga del taladro rojo se alimenta exclusivamente de la madera sana de los árboles llena de savia. Durante todo su desarrollo esta singular oruga de cuerpo lampiño y brillante come madera, de la que digiere la celulosa. Ayudándose con sus potentes mandíbulas en forma de pinzas, roe la madera en el corazón de la rama y avanza lentamente horadando un túnel. A medida que va creciendo, la oruga aumenta el diámetro de su galería. Su epidermis segrega un líquido viscoso que tiene la propiedad de disolver las fibras leñosas y de algún modo predigerir la madera. Es imposible ver a la oruga del taladro rojo desde el exterior, pero puede ocurrir que un líquido rezume de una rama y traicione su presencia. Esta exudación desprende un fuerte olor acre, parecido al del macho cabrío, y atrae a numerosos insectos. Cuando ha alcanzado su desarrollo completo, la oruga taladra un pasillo de salida y abandona la rama para dejarse caer al suelo, en donde se entierra para sufrir la metamorfosis.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *