Tenrec vulgar

Es una delicia gastronòmica

El tenrec vulgar o «gran tenrec» representa en Madagascar lo que nuestro erizo en Europa. Probablemente, es el mamífero más extendido y más abundante en Madagascar. Vive también en las Comores y se le ha introducido en las islas de la Reunión, en las Seychelles y en la isla Mauricio. En cualquiera de estos lugares, este tenrec se ha aclimatado perfectamente y no ha tardado en prosperar en gran detrimento de la fauna endémica. El tenrec vulgar es afecto a las regiones cálidas de terreno seco y arenoso, en el cual puede fácilmente excavar sus madrigueras y galerías. Abunda en los bosques y matorrales secundarios, formados después de la deforestación de la jungla primitiva. Este pequeño insectívoro musculoso y fuerte se parece tanto al erizo por sus púas como a un cochinillo por su perfil facial y la forma de su cuerpo. Contrariamente a otros tenrecs, no puede enrollarse en bola para protegerse de sus agresores. Se alberga en tocones y árboles huecos, entre las raíces de los cuales se acomoda. Excava una madriguera de uno a dos metros de largo, en el fondo de la cual se retira a comienzos del invierno, es decir, de la estación seca, cayendo en un verdadero letargo. Se apodera de él la hipotermia, su cuerpo se vuelve frío al tacto y las respiraciones se reducen a treinta por minuto. Antes de la hibernación, el tenrec se atiborra para acumular importantes reservas de grasa. Durante la estación veraniega, su ciclo de actividad es esencialmente nocturno. El animal come insectos, moluscos, invertebrados y pequeños reptiles, aunque también materias vegetales, como, por ejemplo, raíces carnosas.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *