Tiburón ballena

Este monstruo de los mares es completamente inofensivo

El tiburón ballena es el mayor de los tiburones, un verdadero monstruo de impresionante tamaño. Sin embargo, a pesar de sus enormes dimensiones, es del todo inofensivo para el hombre, al igual que para la mayoría de los peces, pues la singular conformación anatómica de su boca lo convierte en un micrófago, es decir, un animal que se alimenta exclusivamente de presas minúsculas. Por este hecho, constituye una excepción entre los tiburones, al no comer más que pequeñísimos peces que no sobrepasan 10 cm de longitud, camarones y plancton. Al tiburón ballena le basta abrir bien la boca para tragarse todo un banco de sardinas de una vez. Nada lentamente con la boca abierta, por la que vuelve a salir el agua a través de las hendiduras branquiales, pero el alimento queda prisionero. Podría su ponerse que con semejante régimen alimenticio este gigante no necesita dientes y, sin embargo, la naturaleza le ha dotado de multitud de dientecillos, dispuestos en más de 300 filas. El tiburón ballena habita en los mares cálidos, donde lleva una vida perezosa. Le gusta exponerse al sol, dejándose flotar en la superficie. Es entonces cuando se tiene ocasión de observarle. Por desgracia, sus costumbres y su biología se desconocen todavía. Se cree que vive solitario, aunque un biólogo americano tuvo la oportunidad de ver unos cuarenta ejemplares reunidos en el golfo de Méjico, donde se dedicaban a cazar pececillos. Es difícil decir si el tiburón ballena tiene enemigos naturales, pero es poco probable a causa de su colosal tamaño y su fuerza.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *