Tiburón toro

Sus embriones se devoran entre sí antes de nacer

El tiburón toro, también llamado tiburón arenero, está ampliamente distribuido por el océano Atlántico, por el Mediterráneo y hasta el mar Negro. Es raro en el Adrático, donde, no obstante, se le ve todos los años. El tiburón toro es muy conocido, pues tiene la costumbre de frecuentar las aguas costeras poco profundas, sobre fondos de arena, lo que naturalmente le hace acercarse a las playas. No es un tiburón particularmente peligroso para el hombre, pero han sido advertidos casos de mordeduras graves, así que lo prudente es salir del agua cuando este depredador carnívoro merodea por los alrededores. El tiburón toro, así como el tiburón feroz, Carcharías ferox, que también se encuentra en el Mediterráneo, tiene la aleta natatoria caudal muy desarrollada y prolongada en su mitad superior. Su aleta dorsal está poco recortada y su color gris salpicado de pequeñas motas oscuras permite identificarle fácilmente. Este tiburón es agresivo y muerde todo lo que se mueve a su alcance. Como los demás tiburones, está desprovisto de vejiga natatoria, pero tiene la facultad de tragar aire y llenar su estómago con éste, lo que le asegura una cierta flotación al convertirse el estómago en un órgano hidrostático. La alimentación principal del tiburón toro está constituida por peces, pero también engulle cefalópodos. Es un tiburón vivíparo. Los embriones desarrollan y devoran completamente su saco vitelino antes de nacer; están perfectamente formados y. aptos para nadar y alimentarse. Se ha podido observar que los embriones más desarrollados devoran a sus hermanas y hermanos algo más retrasados.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *