Tortuga blanda africana

Una gran tortuga de agua dulce

En la familia de los Trioniquidos se agrupan diez géneros de tortugas llamadas de caparazón blando, particularmente bien adaptados a la vida acuática puesto que pueden permanecer de diez a quince horas bajo el agua en actividad y sin remontarse a la superficie. De costumbres crepusculares y nocturnas, pasan el día descansando en el fondo del agua. Su alimentación comprende peces, anfibios, insectos acuáticos y moluscos. Las tortugas blandas africanas, que viven en el Nilo, salen rara vez del agua y cuando lo hacen no se alejan de ella jamás, especialmente cuando ponen sus huevos casi esféricos y de cáscara dura. Según las dimensiones de la especie, estos huevos son más o menos del tamaño de una pelota de ping-pong. Estas tortugas del Nilo son muy buscadas por el hombre, que aprecia su carne. En Africa está ampliamente distribuida y suele aventurarse frecuentemente en el mar, cerca de las costas. Cuatro especies viven en Norteamérica, dos de las cuales se encuentran desde Canadá hasta Méjico. Hay nueve especies en el sur y en el sudeste de Asia: cuatro de ellas viven en la India, una en Indonesia, una en Birmania y una en el sur de China. Una de ellas (que mide 30 cm y pesa 10 kg) sube muy al norte, ya que se la llega a encontrar en el Japón, en Corea y en la provincia de Ussuri, en la URSS. Esta especie pasa el invierno enterrada en cieno. En abril o mayo, reemprende su actividad y se reproduce. Sus huevos, enterrados en un agujero de 15 a 20 cm de profundidad, hacen eclosión al cabo de unos dos meses. La decimocuarta especie es propia del Oriente Medio (este de Turquía, Siria, Irak, concretamente en el Tigris y el Eufrates).

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *