Tortuga gigante

Un auténtico fósil viviente

La tortuga gigante es el reptil más impresionante que existe. Es un verdadero fósil viviente, descendiente directo de las razas antiguas, cuyos caparazones y osamentas fósiles encontramos aquí y allá. Existen actualmente dos especies de tortugas gigantes, que viven una en el archipiélago de las Galápagos y otra en la isla de Aldabra, cerca de las Seychelles. No hace mucho tiempo existían aún otras especies de tortugas gigantes, en Madagascar, en la Reunión y en la isla Mauricio. Estas especies han desaparecido a causa de la caza incontrolada de que han sido objeto para aprovechar su carne suculenta. Si no se hubiesen decretado medidas muy severas para asegurar su protección total, las tortugas gigantes habrían, con toda seguridad, desaparecido completamente. Se las llama también tortugas elefantinas, a causa de su enorme tamaño y sus patas voluminosas que ofrecen cierto parecido con las patas del elefante. Se ha pensado que el gigantismo de las tortugas era un fenómeno insular y que, privadas de enemigos naturales, estas especies habían evolucionado progresivamente hacia las formas gigantes que conocemos. Este fenómeno no está probado, porque se han exhumado restos fósiles de tortugas gigantes en la mayoría de los continentes. Es más aceptable reconocer que estos animales estaban antiguamente más extendidos y que la llegada del hombre ha causado su pérdida en todas partes, salvo en algunas islas a las que los indígenas primitivos no tenían acceso. Las tortugas gigantes son herbívoras y viven en lugares bastante húmedos. Tienen necesidad de beber mucho.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *