Tropiduro

Combate furiosamente a coletazos

El tropiduro, del que se conocen unas treinta especies diferentes, es una pequeña iguana terrestre que vive en las regiones áridas de América del Sur y de Las Antillas. Aquí hablamos del tropiduro de las islas Galápagos, que se encuentra ampliamente extendido por las distintas islas de este archipiélago. Su cola es tan larga como su cuerpo. La hembra, que es más pequeña que el macho, tiene el vientre y la garganta de color naranja vivo. El tropiduro es gran amigo del sol y del calor y vive en los terrenos secos y rocosos del litoral. Esta lagartija regula toda su vida con el ciclo solar. Sale de su escondrijo nocturno en cuanto siente los primeros rayos del sol y se vuelve a él cuando el astro del día desaparece por el horizonte. El tropiduro tiene la curiosa costumbre de enterrarse a escasa profundidad en el suelo polvoriento para pasar la noche. Se esfuma agitando hacia los lados su cuerpo y su cola. Todos los tropiduros que viven en el mismo lugar desaparecen así, donde están, en pocos minutos, para reaparecer tan repentinamente a la mañana siguiente. Con muchos otros animales de las Galápagos, el tropiduro no es temeroso por naturaleza, y se le puede coger con la mano en los lugares no frecuentados por los turistas. Se alimenta de hormigas y otros insectos. En las rocas y las playas, se afana en librar a los otarios de las moscas que les acribillan y en las colonias de aves marinas devora los insectos parásitos. Los machos se pelean furiosamente a coletazos para defender su territorio. El tropiduro es polígamo: cada macho se busca varias hembras.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *