Trucha del Canadá

Una trucha de los lagos canadienses presente en algunos lagos alpinos

También conocida por el nombre de trucha de lago de América o trucha gris del Canadá, la trucha del Canadá se reconoce fácilmente por los numerosos vermículos grisáceos o amarillentos, en forma de jeroglíficos, que adornan su piel oscura. Además, su boca está ampliamente hendida, como la de la trucha salvelino, especie próxima en la que el color único, con frecuencia muy vivo, del vientre y los vermículos limitados al dorso establecen la diferencia. Originaria del norte de los Estados Unidos y del centro del Canadá, la trucha del Canadá prefiere las aguas frías y profundas de los Grandes Lagos, donde se alimenta de invertebrados, pero también y sobre todo de otros peces. En sus aguas de origen, puede alcanzar tamaños considerables (50 a 100 cm para un peso de hasta 10 kg y más). Introducida en Europa, se ha aclimatado en cierto número de lagos alpinos y escandinavos. Se han hecho intentos también en los Pirineos. La puesta tiene lugar en invierno (noviembre), en que cada hembra deposita de 5 000 a 6 000 huevos, por término medio, sobre las piedras o entre los cantos del fondo. Su desarrollo es lentísimo (unos 3 meses a 8 °C) y no alcanza la madurez sexual hasta los 5 o los 6 años. Se han obtenido híbridos artificialmente entre machos de trucha salvelino y hembras de trucha del Canadá, lo que demuestra el cercano parentesco de las dos especies. En América del Norte, la trucha del Canadá es objeto de una pesca deportiva que cuenta con muchos aficionados.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *