Tubifex

Vive en colonias en el fango

El tubifex es muy conocido por los aficionados a los acuarios, ya que constituye una parte importante de la alimentación de los peces de adorno. Es un minúsculo gusanillo que lleva una existencia acuática. Tiene un cierto parecido con la lombriz terrestre, tanto por su aspecto externo como por su anatomía. Nunca se le encuentra aislado, sino siempre en colonias con forma de paquete o de verdaderas bolas. La característica particular del tubifex consiste en que es capaz de vivir y prosperar en las aguas más polucionadas, y tan pobres en oxígeno que cualquier otra forma de vida animal no podría soportarlas. Unicamente algunos champiñones acuáticos consiguen mantenerse en un medio semejante. Sin embargo, el agua privada de oxígeno no constituye una condición esencial para la vida del tubifex, que también puede prosperar perfectamente en un riachuelo claro y aireado, de todas formas, casi siempre se encuentra en las aguas de fondo fangoso. Se conocen unas 25 especies repartidas por todo el mundo, con excepción de las regiones más frías. Agitado constantemente por un movimiento ondulatorio, este gusano mantiene su cabeza hundida en el fango en busca de alimento. La cola es la única parte visible de su cuerpo. El color rojo del tubifex se debe a la presencia de hemoglobina en su sangre. Es asombrosa la facultad de supervivencia de una colonia de tubifex, tan vulnerables y tentadores para todos los depredadores, y sobre todo para los peces a los que gusta mucho. Afortunadamente para ellos, los tubifex han sabido adaptarse, como hemos visto, a un medio natural muy poco propicio para la vida de otras especies animales.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *