Ualabí bicolor

Frecuenta las zonas pantanosas

Al ualabí bicolor se le llama también ualabí negro, ualabí de los pantanos y ualabí de cola negra. El único problema es elegir un nombre para designar a este canguro que, según los zoólogos australianos, entra en el grupo de los grandes ualabíes frente a las pequeñas especies, aunque todos se reúnan bajo el nombre genérico de ualabíes. Por lo demás, y a título indicativo, el género Wallabia se ha extraído recientemente del género Protemnodon y cuenta con once especies. El ualabí bicolor es, probablemente, la más particular de ellas, en razón del hábitat en espesuras pantanosas. Este ualabí vive en las zonas más densas de los bosques, allí donde el sol ya no llega hasta el suelo y donde la tierra se cubre de agua estancada. Este animal necesita un follaje denso, pues es amigo de la humedad y de la sombra. Pero vive también en los estuarios de los pequeños ríos cubiertos de vegetación tupida. Este biotopo particular, en el seno del cual el animal no puede huir al galope o por medio de rápidos saltos, ha condicionado progresivamente la morfología de la especie. El cuerpo rechoncho, que denota una clara propensión a la obesidad, basta para demostrar que nuestro ualabí se limita a esconderse enterrándose, inmóvil, cosa que no pueden hacer los canguros de la sabana. El ualabí bicolor gusta de los lugares más saturados de agua y se le ha visto más de una vez pataleando en el limo y el fango de un estuario, o en pleno pantano, con un placer no disimulado. Pero es difícil, no obstante, observarle en todo su hábitat, a menudo inaccesible; además, es muy temeroso. Pero este hábitat le protege bien.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *