Ualabí de cuello blanco

Recuperado tras una nueva identificación

El ualabí de cuello blanco se distingue por su color pardo y por una zona blanca que se extiende desde el cuello hasta la parte inferior. Una raya oscura se dibuja por detrás del cuello, y puede observarse una franja blanca en cada mejilla, así como en la punta de la cola. Es el miembro más pequeño del género Macropus, que algunos clasifican como Wallabia. Esta especie parece haber sido siempre poco común en el continente australiano, donde actualmente parece haberse extinguido en estado salvaje. Hace un siglo habitaba una pequeña región costera situada a 40 km al sur de Sydney, en el distrito de Xlawarra, en Nueva Gales del Sur. Su desaparición parece estar relacionada con la destrucción de su hábitat, constituido primitivamente de selvas húmedas. En la isla Kawan, de Nueva Zelanda, una expedición descubrió otra vez al ualabi de cuello blanco. Esta isla, de 8 por 3 km, está en el golfo de Hauraki, a 48 km al norte de Auckland. Fue adquirida en 1862 por Sir George Grey, quien introdujo en ella, en 1870, plantas exóticas y diversos animales australianos, entre ellos este ualabi. Proliferaron de tal manera que pronto se les consideró una auténtica plaga. Clasificados, como muchas de las especies introducidas, como animales dañinos, se destruyeron miles de ellos durante una campaña de exterminio, entre 1965 y 1968, para disminuir los daños de las plantaciones de pinos jóvenes. Sin embargo, tras haber sido identificados, el servicio forestal neozelandés intervino, se preservó a los últimos supervivientes y se favoreció su transporte a Australia.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *