Ualabí

Pequeño canguro qüe vive entre las rocas

Los ualabís están estrechamente emparentados con ios grandes canguros de Australia. Existen unas cincuenta especies, cuyo aspecto, costumbres y tamaño difieren considerablemente. La especie representada en esta ficha es el ualabí de patas amarillas, del grupo de los ualabís de las rocas. Muy buenos trepadores y capaces de saltar alto y lejos, los ualabís de las rocas son llamados también «rebecos de Australia» por las gentes del país. El naturalista inglés John Gould comparaba a los ualabís de las rocas con los monos. Estos marsupiales no sólo se encuentran cómodos entre las rocas y los declives montañosos, sino que escalan con rapidez los árboles inclinados, dando unos saltos enormes para alcanzar una horquilla o una gruesa rama. Los dos dedos medios de sus patas posteriores pueden curvarse más fácilmente que en los otros ualabís y en los canguros propiamente dichos. La planta de los pies está forrada de un tejido carnoso y suave, revestido de franjas de pelos, con una epidermis granulosa. Esta conformación de la planta del pie le asegura una adherencia perfecta a las rocas y a la corteza. En ciertos hábitats ocupados durante generaciones por estos ualabís, los acantilados ofrecen vías de paso pulidas como el cristal. Estos animales salvan sin esfuerzo grietas de 4 m de anchura. Para escapar a sus enemigos los ualabís se precipitan en oquedades cuya profundidad calculan exactamente o escalan paredes verticales aparentemente inaccesibles. Para estas actividades sólo utilizan los pies; su musculosa cola no les sirve más que de balancín.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *